Nuestra Bodega

 

 

 

Historia 

Tres siglos han contemplado la evolución que Bodegas Naranjo ha desarrollado en sus más de 7000 m2 dentro del núcleo urbano de Carrión de Cva.

Bodegas Naranjo fue fundada por D. Gaspar Naranjo Coello en el año 1898. Actualmente  es regentada por Ramón Muñoz de Cuerva Sobrino (quinta generación)  junto con Patricia Muñoz de Cuerva Imedio y Javier Muñoz de Cuerva Mayoralas, que ya son la sexta generación al frente de esta centenaria bodega.

Siempre pioneros en la elaboración de vinos de calidad, tanto en vinos amparados por la D.O. La Mancha, en vinos de la IGP Tierra de Castilla del Campo de Calatrava y en vinos espumosos bajo la Marca de Calidad Diferenciada CUEVA.

Se conservan intactas algunas instalaciones primitivas com la nave de tinajas de finales del s.XIX que conviven con las ultimas construcciones de principios del s.XXI como la nave de crianza o la sala de conciertos y exposiciones.

Elaboración de nuestros vinos

Por su ubicación en el corazón del Campo de Cva al suroeste del marco comprendido por la D.O La Mancha, comarca situada sobre una llanura a 700 m y con un singular relieve volcánico, los más de cien cráteres y lahares (restos volcánicos) así como los hervideros (manantiales de aguas con gran riqueza mineral) que existen en todo el territorio, hacen que el cultivo de la vid produzca vinos como los de Bodegas Naranjo que expresan la peculiaridad del terreno y son diferentes a los de otras comarcas vinícolas.

La materia prima, uva de la variedad Airen, Macabeo, Moscatel de grano menudo, Moscatel de alejandria y Sauvignon blanc para los blancos y Tempranillo y Syrah para los tintos, proviene de aproximadamente unas 2000 hectáreas de viñedo.

Los viñedos seleccionados para la elaboración de nuestros embotellados son rigurosamente controlados por el departamento técnico de la bodega son  en su mayoría cepas bajas y poda en cabeza de secano o con escasos riegos de apoyo y por goteo, con un rendimiento máximo de 6000kg/ha y una edad nunca inferior a 12 años. La recolección se lleva a cabo en el momento óptimo de la maduración de la uva.

La vendimia una vez estrujada con moledora de rodillos de caucho y despalillada, se introduce en depósitos autovinificadores con control automático de la temperatura de fermentación y sometida a una larga maceración hasta la extracción total de componentes que serán más adelante los responsables de conferir la estructura y complejidad que caracteriza a nuestros vinos.

Finalizada la fermentación alcohólica se procede al descube, operación que consiste en separar el vino de los hollejos. A continuación y en depósitos de acero inoxidable se provoca el inicio de la fermentación maloláctica (transformación del ácido málico en láctico) operación muy delicada y que por consiguiente es seguida muy de cerca por nuestro departamento técnico. Seguidamente los vinos son clarificados y dispuestos para ser sometidos a crianza en roble.

La nave de crianza tiene una capacidad para 1000 barricas y está diseñada de tal forma que mantiene durante todo el año una temperatura y un índice de humedad constante. Se trata de una pieza de arquitectura compacta, con dos partes claramente diferenciadas, una parte aérea que parece estar colgada en el espacio, revestida de acero cortén y piedra caliza, con murallas de tierra de 90 cm. de espesor y cubierta vegetal del mismo grosor, que mediante un sistema de riego exterior mantiene las condiciones de humedad anteriormente citadas. Y una parte subterránea que une esta nave con otra ya existente y que cruza el patio de la bodega.

.

Instalaciones

La bodega conserva intacta la nave de tinajas de finales del s.XIX que convive con edificaciones de principios del s.XXI, como la nave de crianza, obra publicada en las mas importantes revistas de arquitectura, la enotienda Jaraiz, ubicada en los porches primitivos donde hace ams de 100 años se molturaba la uva y, la sala de catas y exposiciones, integrada con el máximo respeto dentro de la nave original de tinajas.